Es necesario protegerse del sol

Protección Solar

El sol es fuente de vida. Pero no menos cierto es que exposiciones a la radiación solar en condiciones inadecuadas pueden conllevar algunos peligros para nuestra salud, por eso la protección solar es vital para el cuidado de la piel.
Muchas veces por falta de información o por no tener consciencia de las consecuencias que pueden tener,  adoptamos algunas conductas de riesgo para nuestra salud, entre ellas:

  • Nos exponemos al sol en horarios de máxima radiación o durante un período excesivo de tiempo;
  • No usamos productos de protección solar, o los utilizados son de menor protección al que nuestra piel necesita.
  • No utilizamos gafas.

Finalmente todas estas conductas pueden ser dañinas para nuestra salud.

Efectos que  producen en nuestro cuerpo los rayos solares

El sol emite tres tipos de radiaciones ultravioletas:

  • Los rayos UVC son absorbidos en su totalidad por la capa de ozono, por lo que no todos llegan a la tierra;
  • Los rayos UVB son absorbidos sólo en parte por la capa de ozono, y
  • Los rayos UVA llegan en su totalidad.

Los efectos que producen sobre nuestra piel los rayos UVB y los rayos UVA son diferentes. Mientras que los rayos UVA atraviesan la epidermis y llegan hasta la dermis, produciendo el bronceado y el envejecimiento prematuro, los UVB se quedan en la epidermis y son los principales responsables del cáncer de piel.

¿Cómo utilizar correctamente los bloqueadores solares (fotoprotectores)?

1.- Utiliza protectores solares adecuados a tus características físicas (fototipo), y que contengan filtros frente a los rayos UVA y UVB.

2.- Usa la cantidad suficiente, cubriendo toda la superficie corporal. No olvides zonas como las orejas o el cuero cabelludo en el caso de los niños pequeños y calvicie.

3.- Aplica los productos siempre con la piel seca. Si la piel está mojada, las gotas funcionan como una lupa y aumentan el riesgo de que se produzcan  quemaduras.

4.- Realiza la primera aplicación al menos 30 minutos antes de exponerte al sol.

5.- Durante la exposición solar debes volver a aplicarte bloqueador (fotoprotector) después de cada baño prolongado (más de 20 minutos) o cada 2 horas. Además, es conveniente usar bloqueadores resistentes al agua.

http://www.nexxo.tv/category/salud/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *